lunes, 7 de octubre de 2013

Aquí estoy...

Se que no he sido la mejor, que me falta demasiado para serlo, para si quiera merecer la increíble dicha de tenerte en mi vida, pero nunca dudes lo mucho que te amo, lo extremadamente feliz que me haces, lo mucho que agradezco a Dios por haberte traído sorpresivamente a mi vida, quizás no sea la mama que tu mereces, ni la que a mi me hubiera gustado ser, trato, trato día a día, pero en esa búsqueda constante por redescubrirme, por ser feliz para hacerte feliz, no siempre las cosas salen como esperamos o como las teníamos idealizadas, pero se que valdrá la pena, si al final logras tener una mamita que sonría sólo para ti.

Hay tantas cosas que me gustaría explicarte, pero necesito entenderlas yo primero, si ya son bastante complicadas para mi, no me parece justo hacértelas complicadas a ti también, tu sólo se feliz, sonríe siempre, que no sabes lo mucho que ilumina esa carita a todos los que de verdad te queremos, y sigue conservandote así bueno, inocente, noble y soñador, no permitas nunca que la vida te contamine y borre tu esencia, ama siempre como la 1era vez, como si tuvieras 15 años, porque no hay nada más vivo que vivir cada día apasionadamente, eso hace latir nuestros corazones más rápido, nos hace sentir vivos, nos libera el alma, yo te amo y quizás seas la única persona a la que ame, por eso nunca bloquees tu corazón, porque luego no hay vuelta atrás, no importa el daño que te hayan hecho, nadie ni nada vale tanto la pena para que envuelvas tu corazón en un caparazón de hierro.

Te amo mi amor y prometo volver a darle a este blog la dedicación que antes tuvo, porque este es mi regalo para ti, porque aveces es más fácil escribir que hablar y esta es mi manera de abrir mi corazón contigo y demostrarte de algún modo todo lo que tengo dentro y que ya olvide como sacar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario