domingo, 13 de octubre de 2013

Creces, creces y creces

Es increíble verte jugar, verte descubrir el mundo con esos enormes ojos marrones llenos de vida e ilusión, me gusta escucharte hablar, eres muy inteligente, y escucharte es un verdadero placer, tu capacidad para asombrarte con las cosas simples que nos da la vida y que ya a mi edad ignoramos o se vuelven parte del paisaje, todo quieres saber, todo preguntas y eso es muy bueno, vas sacando tus propias conclusiones y nada se te escapa, archivas y archivas cuanta información recibes y luego las recuerdas y mencionas con tanta inocencia que no dejo de admirar y hasta envidiar.

Hoy me pediste, una vez más, tener un hermanito, y yo, una vez más, invente mil excusas para no darte lo que mereces, me refutaste, porque sabías que tu tenías razón, y yo sólo pude seguir excusando y enredando mis argumentos, lo siento por no decirte la verdad, realmente lamentó no podertelo dar, estoy segura que algún día lo entenderás, no se sí estarás de acuerdo o no, estas en todo tu derecho de no estarlo, pero se que lo entenderás, no te puedo decir si algún día podré dártelo, pero lo que si te puedo asegurar es que el amor de tu mamita es en exclusiva para ti, toda todita para ti, te amo mi vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario